La felicidad

Hay una imagen que se repite en el cine y que creo que representa la felicidad. Ahora mismo creo haberla visto en Finales de Agosto, principios de septiembre y en Amelie. La imagen consiste en un chico y una chica que van en moto y se rien y el viento les da en la cara, y la chica se aprieta contra el chico, que es el que conduce la moto siempre, claro. La escena suele llegar hacia el final de la película y muestra lo felices que han llegado a ser los personajes. No me hace falta buscar quien es el director de estas películas para saber que es un hombre. Qué felicidad, tener a una chica mona cogida a tu cintura, apretadita contra ti mientras tú la llevas a donde a ti te da la gana, a la velocidad a la que a ti te da la gana, sabiendo que cuando te canses la dejarás y te irás tú solito con tu moto.

Para mí esa imagen, la escena de la moto y la parejita y las risas y el viento en la cara, representa la desgracia de ser mujer. Es incomodísimo ir en moto de paquete, estoy segura de que conducirla tiene que ser mucho más entretenido. Y aburridísmo. Yo tengo unos recuerdos horribles de cuando era más pequeña y todavía venían chicos a por mi en moto. Una vez el individuo en cuestión quiso llevarme en moto a una fiesta aunque estábamos a 50 metros de distancia y en el camino sobre la moto perdí una lentilla. Otra vez otro individuo apareción con una camiseta de Harley Davidson y con la susodicha moto a conjunto. Y traía otra camiseta para mi. Y pretendía que me la pusiera. Hombres que querían que yo fuera un accesorio más de su set y que su único interés en mí era porque yo hacía conjunto con el set y además luego estaba interesada en follar.

Pero para que veais que hoy no estoy negativa voy a intentar pensar en cual es la imagen que representa la felicidad para mi. Y no tengo que pensar mucho: mi bicicleta. Cuando tenía 15 años mi abuela me compró una bicicleta y entonces empecé a ser feliz. Podía irme con ella a donde yo quisiera y no hacía ruido ni necesitaba gasolina. Sí, también tuve una moto pequeña que no me gustó nada y de todas formas se rompió en seguida. Pero mi bici no tenía problemas técnicos que yo no puediera solucionar. Me encantaba subirme a las montañas que había cerca de Castellón con ella y llegar sudada y agotada a la cumbre y ver la vista del mar y respirar el aire fresco y escuchar el silencio y notar mi cuerpo lleno de fuerza, los músculos latiendo, los pulmones inmensos.

Yo solía decir que subir un puerto de montaña era como un orgasmo. Yo no sé si sabía muy bien qué era un orgasmo por aquel entonces, pero me lo imaginaba. Y así lo sentía, empezabas subiendo el ritmo de la respiración, poco a poco y una vez estabas allí, no había marcha atrás, y cuando más subías, más gusto y no podías parar y cuando te acerabas a la cumbre más que respirar, gritabas, como gritan los tenistas cuando le dan a la bola con su raqueta y es tan sexy.

13 Responses to “La felicidad”

  1. Abate Says:

    mujeres amantes del porno…gran titular, si lo comparáis con el de la web de un poeta nudista andaluz

    EL TUERTO DE SANTA MARIA

  2. lore Says:

    es tan sexy!
    es verdad.

  3. :.cuerponomada.: Says:

    pues a mi me gusta como le queda el perro a algunas chicas cuando lo pasean, o que aplasten las tetas en mi espalda con el asfalto debajo, y también me gustan los gemidos de una cara llena de sangre roja como la regla y cómo no, los distintos usos de una bicicleta sin sillín.

  4. Jesus Says:

    Bonito relato, puede la bicicleta representar un simil de la masturbación? Tu marcas el ritmo, tu decides hasta donde llegar etc…

  5. filosofoenparo Says:

    Hay una escena similar en la película de André Téchiné “Los juncos salvages”. En ella vemos al joven protagonista abrazado felizmente a otro chico. Ambos viven en un internado y mantienen relaciones sexuales; uno por qué es homosexual declarado y el otro por qué su modo de vida interno no le permite otra cosa.

    Pero poco después, y dando credibilidad a tu juicio, el conductor se enamora de una chica y ya no quiere saber nada del chico homosexual.

    Pese a esto recuerdo que la película me gustó mucho.

  6. Diana Says:

    Pues yo que nunca voy de paquete, en ocasiones he envidiado a la que llevaba detrás, y me gustaría que de vez en cuando alguien me llevara a mí también.

    Incluso puedes interpretarlo de otra forma, aunque supongo que como lo haces, lo haces en base a tu experiencia. Yo me he sentido muchas veces chófer de mis “paquetes”, que si llévame aquí, que si déjame aquí un momento que ahora vuelvo, que si no puedes ir más deprisa/despacio… blablabla. Y ese sentimiento me hace profundamente feliz, pero por motivos bien distintos a los que planteas: soy sumisa y complaciente más allá de la cama (en pocos aspectos, este es uno, el de chófer, me pone).

    Y es que acaso no hay felicidad más grande que la de tener a alguien a tu disposición para que te lleve y traiga de allá para acá, sin tener que preocuparte de transbordos, de semáforos, pudiendo disfrutar del paisaje??? No sé, yo creo que la imágen de la moto con dos personas, según se mire, plantea una imagen paralela muy SM, muy de servicio/beneficio; y a mí esto me parece bonito, es una imagen que me hace sonreir porque tengo muchos recuerdos felices en moto. Nunca me han utilizado como accesorio decorativo en una moto ni yo tampoco lo he hecho.

    Si algún día te cansas de la bici y quieres una vuelta en moto, me pongo a tu disposición, jejejeje.

    un beso
    Diana

  7. Administrator Says:

    gracias Diana,

    igual así supero mi trauma adolescente de chica-paquete, me parece una excelente idea!

    es que de pequeña me traumatizaron con lo de chica florero, porque yo quería juntarme con los chicos para hacer windsurf como ellos, para ir a correr, para ir a la montaña y otras cosas muy interesantes, pero ellos eran inacapaces de verme como un compi más,,, y no es que yo no quiesiera follar, demasiado quería vaya, pero ese no era mi objetivo, era un daño colateral. Pero ellos no conseguían entender que yo pasaba de ir de paquete en su moto gorda, que yo quería ser como ellos,,,, hay qué traumón, nena!

  8. zorro Says:

    hay otra pelicula con esta imagen, tambien francès, no me acuerda como se llama pero es un chico magrebi k se enamora de una chica francesa i la lleva en mobilette por el puerto de marseille … es una peli recomendada de miss bragas me parece …

  9. Administrator Says:

    te refieres a Lila dice

    sí, también hay una escena de felicidad motera pero con una gran diferencia: es ella la que lleva la moto, es ella la que lleva al mozo a dar un paseo (el viene de la compra) y luego le deja en casita

    la escena tiene música de air, en el puerto, ….

  10. Nina Says:

    Buenísimo!
    Pero ves? siempre habrá chicas a las que les guste ir de paquete en una moto, otras que prefieren ir en bici y otras que preferimos conducir nosotras las motos…

  11. janebeta7 Says:

    Bueno , que sepáis que vuestro sitio web no se puede ver en china porque está CENSURADO. Una pena, porque disfrutarían mucho los chinos.
    Como lo se? no, no he ido al país asiático y os he visitado, aunque conozco a mas de una que lo haría ( 🙂 ) . Existe una web donde puedes comprobar cualquier sitio web

    http://www.greatfirewallofchina.org/test/

    pero tranquilidad! que por el resto del planeta os seguimos!

  12. charly Says:

    la chica lleva la moto??? vaya! hay más que UNA differencia de poder…. la chica es francesa!!!! el chico magrebi!!!! tenemos que hacer las analisis de realciones de poder más alla del género…

  13. Administrator Says:

    Y cual es tu análisis Charly?